El rol técnico en el mundo Pyme

Diferencias entre grandes empresas y mundo pyme

La evolución de la industria del caucho en Argentina ha hecho que queden unas pocas empresas de gran tamaño (los tres fabricantes de neumáticos Fate, Bridgestone y Pirelli) junto a algunas empresas medianas y muchas empresas chicas. Hay grandes diferencias cuando se compara a las grandes empresas con las pequeñas y medianas empresas (pymes). Como normalmente sucede, hay ventajas y desventajas en cada una.

En las grandes hay una importante estructura de personal con personal especializado y claras responsabilidades. Hay normalmente una fuerte presencia técnica y de calidad, generalmente con apoyo del exterior. Hay más planeamiento desde lo comercial y utilización de técnicas modernas de gestión. Todas estas ventajas van acompañadas por un grupo significativo de desventajas, tales como mayor burocracia, decisiones que se toman muchas veces en el exterior sin una clara comprensión de la realidad del país, importante injerencia de la parte sindical, “luchas” entre sectores por el predominio, etc.

En las pymes la presencia en la fábrica del dueño hace que la toma de decisiones sea más rápida y se conozca mejor la realidad de la misma. También el conjunto funciona como una gran familia donde todos se conocen, y eso reduce los conflictos por el poder y hace que la gente sea más cooperativa. Por supuesto está la contrapartida de que las [Leer más…]

La bicicleta y sus neumáticos.

Por: Alejandro Bornico y Jorge Mandelbaum

Introducción.

Los notables avances técnicos de los últimos 150 años han cambiado definitivamente el mundo trayendo una serie de mejoras que han aliviado notablemente los esfuerzos físicos para humanos y animales, han aumentado nuestra expectativa de vida y han permitido, gracias al desarrollo del transporte en todas sus formas, que personas y mercaderías se muevan fácil y rápidamente por todo el mundo. Pero, como suele suceder, este imparable progreso tiene una contraparte negativa. Esto tiene que ver con el agotamiento de fuentes energéticas no renovables y la producción de grandes cantidades de gases responsables del llamado “efecto invernadero”, que provoca un lento pero significativo aumento de la temperatura de la Tierra. Este efecto, si no se lo controla, se estima que tendrá un efecto negativo sobre la vida en el planeta.

Pero hay otro impacto negativo y es el que se observa especialmente en los países desarrollados, de una combinación de amplia disponibilidad de alimentos y poca actividad física. Esta provoca un aumento de la obesidad y de las enfermedades asociadas (problemas cardíacos, diabetes, etc).

Notablemente un vehículo como la bicicleta que existe desde hace muchos años, puede ser la solución simultánea para todos estos aspectos negativos. Con una bicicleta podemos desplazarnos evitando el uso de combustibles fósiles, sin contaminar el ambiente y haciendo un ejercicio físico que nos ayuda a mantenernos delgados y saludables. Lo que se llama un “círculo virtuoso”.

Las primeras bicicletas fueron desarrolladas a lo largo del siglo XIX pero adolecían del problema de que su andar era muy poco confortable. Ello se debía al uso de ruedas de madera o de goma maciza. Hacia 1887 un veterinario escocés, John Boyd Dunlop, buscando hacer más confortable el triciclo de su hijo, se le ocurre hacer unos tubos de goma y revestirlos con una lona que pegaba a la llanta. Así nació el neumático de bicicleta y el concepto fue extendido a otros vehículos que se estaban desarrollando en esa época.

Segmentación del mercado

Como todos sabemos, en estos últimos tiempos, la mayoría de los mercados fueron susceptibles de bruscos cambios y grandes avances tecnológicos aplicados a distintos rubros. Los mercados especializados fueron los primeros en aplicar avanzadas tecnologías para luego ir modificando el consumo (que generó una adaptación de los fabricantes a nivel mundial) del usuario no especializado, comenzando este último a ser mucho más exigente.

Existiendo mayor especialización a todos los niveles es donde nace [Leer más…]

Envejecimiento de artículos de caucho.

Todos conocemos el hecho de que los artículos de caucho sufren, a lo largo de períodos de tiempo más o menos prolongados, una serie de cambios en sus propiedades que conducen a un deterioro parcial o total del artículo (se excluyen los casos en que hay una acción mecánica directa, se habla en esos casos de abrasión o desgaste).

Este deterioro es conocido con el nombre de envejecimiento del caucho y se manifiesta por cambios de aspecto (color, craqueo de la superficie, etc) y/o cambios en las propiedades mecánicas (dureza, resistencia a la tracción, módulo, etc) que pueden hacer que el artículo no sea apto para la función para la cual fue diseñado y se requiera su reemplazo (nos guste o no, hay un paralelo con lo que nos ocurre a las personas con el paso del tiempo).

El envejecimiento del caucho influye en alguna medida sobre el tamaño del mercado, ya que la mayor o menor vida útil de los artículos de caucho depende de estos procesos de envejecimiento. Y aún nuestra competitividad como fabricantes de artículos de caucho, depende de cuan eficientemente resolvamos este problema. Porque si lo protegemos en exceso, nuestros costos pueden ser mayores que los de [Leer más…]

Plastificantes para caucho

Todos los que trabajamos en la industria del caucho sabemos por experiencia de lo complejo que es elaborar los productos. Esto proviene del uso de múltiples materias primas, que pueden ser combinadas en diferentes proporciones y cuyo mezclado es para nada trivial. A esto hay que agregar procesos de conformado (extrusión, calandrado, moldeado, etc) para finalizar con la vulcanización, terminación, etc.
foto2
Lo “malo” de esta complejidad es que hace más difícil nuestra vida, lo “bueno” es que esta complejidad nos da la oportunidad de ser creativos y estar aprendiendo todo el tiempo.

Pero repasemos rápidamente lo que hacemos:

a) Cuando mezclamos combinamos materiales viscoelásticos (cauchos) con sólidos pulverulentos (negros de humo, cargas claras, etc), líquidos más o menos viscosos y productos químicos varios (azufre, acelerantes, antidegradantes, etc). Esto no es para nada sencillo y todos sabemos que los cauchos no incorporan fácilmente sólidos o líquidos. Para lograrlo debemos [Leer más…]

¿Por qué ensayamos los compuestos de caucho?

Desde aquellos que “muerden” un trozo de goma a los que utilizan costosos y sofisticados equipos de ensayo, todos sabemos que ensayar es un aspecto importante en cualquier empresa que fabrica artículos de caucho. Es interesante reflexionar sobre el por qué lo hacemos y qué esperamos de dichos ensayos.
durometro digital
Supongamos que queremos desarrollar un nuevo producto que nos puede incrementar nuestras ventas y ganancias. Este requerimiento puede tener varios orígenes, desde el pedido de una empresa automotriz para un nuevo vehículo de alta gama, hasta el pedido de un vendedor para hacer un artículo que será utilizado por un ama de casa. En el primer caso tendremos una detallada especificación, con todas las propiedades que el artículo debe cumplir, para tener una satisfactoria performance en servicio.

En el segundo caso, el vendedor y el técnico, de común acuerdo establecerán algunos pocos requisitos que hagan que el producto satisfaga al ama de casa.

En ambos casos debemos verificar si el compuesto con que se fabricará el producto, cumple con lo requerido y para eso estaremos haciendo ensayos. El gran problema en esta industria es que los materiales con que trabajamos son intrínsecamente complejos. Al ser sólidos viscoelásticos sus propiedades se modifican no sólo por efecto de la temperatura, sino que [Leer más…]

¿No es contradictorio usar retardantes al mismo tiempo que acelerantes?

Alguien que se acerque a la industria del caucho sin experiencia previa, podría preguntarnos, con justa razón, por qué gastamos dinero en productos químicos para acelerar la vulcanización (acelerantes) y al mismo tiempo a veces usamos productos químicos para retrasarla (retardantes).
caucho retardantes acelerantes
Los que tenemos experiencia en esta industria sabemos que uno pretende lograr dos objetivos contrapuestos: procesar los compuestos para completar su mezclado, darle la forma apropiada y vulcanizarlos en el menor tiempo posible y, por otro lado, que al hacerlo no aparezca la temida pre-vulcanización. Sumemos a esto que hay casos en que se reprocesan materiales por no cumplir con requerimientos tales como dimensiones, adhesión , etc. Al reprocesar estos materiales aumenta su “historia térmica” y el riesgo de que aparezcan grumos de material prevulcanizado.

Estos problemas se agravan principalmente cuando:
a) Se utiliza caucho natural, por tener mayor reactividad que los cauchos sintéticos.
b) En el verano, por las altas temperaturas ambientes que reducen la capacidad de enfriamientos de los equipos
c) Se extrusionan piezas de importante espesor, que tardan en enfriarse
d) Se utilizan elevadas velocidades de proceso en extrusoras, calandras, etc

Ante este problema lo primero que uno se tiene que plantear es [Leer más…]

¿Qué son las resinas y para qué se usan?

Cuando tenemos dudas sobre un término lo primero que hacemos es buscarlo en un diccionario, ya sea en soporte papel o digital. El Diccionario de la Real Academia dice de resina:

«Sustancia sólida o de consistencia pastosa, insoluble en el agua, soluble en el alcohol y en los aceites esenciales, y capaz de arder en contacto con el aire, obtenida naturalmente como producto que fluye de varias plantas.»

resinas
Esta definición es limitada ya que en la industria del caucho usamos este término para referirnos a materias primas no sólo de origen natural, sino más frecuentemente de tipo sintético, a partir de petróleo o carbón.

Por eso decir resina no significa nada concreto, si no se especifica a cuál de las distintas familias pertenece. Por eso se habla de resinas derivadas del pino, hidrocarbonadas, de cumarona-indeno, fenólicas, autorreforzantes, reticulantes, etc. Veamos una breve descripción de estos grupos: [Leer más…]

¿Para qué sirve el caucho natural?

En la década de 1950 se produjo una notable expansión de la producción de cauchos sintéticos sobre la base de petróleo abundante y barato (en esa época el barril de petróleo que hoy cuesta unos 100 USD, costaba sólo 2/3 USD). Más aún hacia 1960 comienzan a comercializarse cauchos estereoespecíficos como el polibutadieno (BR) y el poliisopreno (IR) , copia petroquímica del caucho natural (NR).
para que sirve el caucho natural
Todo esto llevó a pensar que los días del caucho natural estaban contados. Sin embargo la historia tiene sus sorpresas, ya que la crisis petrolera de 1973 provocó que los precios del petróleo se triplicaran de la noche a la mañana. Este hecho encendió una luz roja respecto al futuro de los precios del petróleo y peor aún de su disponibilidad. Otra consecuencia de esta crisis fue el progresivo reemplazo de los neumáticos convencionales por los radiales para reducir el consumo de combustibles. Esto significó indirectamente un aumento de la demanda de caucho natural ya que es utilizado en mayor porcentaje en un neumático radial que en uno convencional.

Como resultado de todo esto volvió a crecer la demanda de caucho natural y aumentó significativamente la producción especialmente en países como Thailandia e Indonesia, además del tradicional Malasia. También se produjo una reconversión de la oferta de NR hacia los grados técnicamente especificados como SMR, SIR, etc, más constantes en sus características y más cómodos en su manipuleo. Pero más allá de si conviene o no económicamente su uso debemos conocer sus características para poder decidir su uso o no en un determinado artículo de caucho. En particular, tratándose de un caucho de uso general su principal competidor es [Leer más…]

¿Por qué debo usar antidegradantes?

La pregunta surge a veces porque no se aprecia, en general, diferencia entre poner o no antidegradante durante el proceso de fabricación. La importancia de los antidegradantes aparece con el tiempo. Tal como ocurre con las personas, los artículos de caucho sufren un proceso de envejecimiento como resultado de la acción de factores que deterioran sus propiedades.

Los principales factores de degradación son:
porque debo usar antidegradantes
1) Calor
2) Oxígeno
3) Ozono
4) Deformaciones repetidas
5) Luz
6) Agentes químicos
(se excluye la acción mecánica directa, en ese caso se habla de abrasión)

Estos factores pueden aparecer aisladamente, pero lo más común es que aparezcan combinados dos o más de ellos.
La utilidad de los antidegradantes estriba en su capacidad para anular o mitigar el envejecimiento. La habilidad para formular adecuadamente eligiendo el tipo y cantidad de antidegradante tiene una gran implicancia económica ya que si la protección es insuficiente podemos quedar [Leer más…]